miércoles, 10 de noviembre de 2010

Como cuidar nuestro pelo. ¡Mímalo un poquito!

Nuestro cabello sufre muchísimo, con el cepillado diario, el sol, el viento,….por no hablar de tintes, baños de color, secador o planchas, así que vamos a mimarlo un poquito.

Comenzando por el lavado, si tienes un cabello rizado o que tiende a hacerse nudos, cepillártelo antes de ducharte, así te será mas fácil deshacer de ellos y se caerán menos.

Usaremos un champú adecuado a nuestro cabello, cabellos teñidos, reparador/hidratante, caspa, grasa,..., haremos dos champús y las dosis que usaremos serán pequeñas repartiéndola por la cabeza.

¿Por qué hacer esto? Muy sencillo, si nos excedemos echando champú nuestro pelo se quedara demasiado limpio/desprotegido y eso llevara a que se nos electrice, se habrá las puntas o se parta.


La frecuencia del lavado dependerá de nuestra actividad y naturaleza de nuestro cabello, lo lavaremos cuando lo veamos necesario, si tenemos el cabello graso y necesitamos un lavado diario usaremos un champú suave, ya que los demás champú son demasiado agresivos para su uso diario, se podra alternar con champús de tratamiento, por ejemplo, cada dos días usar un champú para pelo graso y los demás días un champú suave.

A diario usaremos un acondicionador, da igual el que usemos, ya que la función de este es desenredar, ni nos nutrirá, ni aportara nada al cabello, para eso están las mascarillas, estas si nutren, dan brillo, fortalecen,…

¿Cómo usarla correctamente? Después del champú intentaremos quitar el agua del cabello con una toalla, nos repartiremos la mascarilla por el pelo, de medios a puntas o si lo tenemos muy seco por todo el pelo, luego lo recogeremos en un pinza y pasado el tiempo que el fabricante aconseje lo retiraremos con abundante agua, no hace falta usar acondicionador cuando usemos mascarilla.

Si a la hora de peinarte el pelo notas que se enreda usa un acondicionador sin enjuague, van muy bien y estos aportan mucha suavidad al cabello.

Si usamos secador es aconsejable usar un antitérmico, si no disponemos de ninguno la espuma es nuestra aliada, es aislante y nos ayuda a marcar, aunque nos pasemos las planchas y para finalizar usaremos un serum, ¡pero solo por las puntas! Así las sellaremos y daremos suavidad.

Parecerá un rollo hacer esto cada vez que nos duchemos, pero ya veréis como compensa, se nota muchísimo desde el primer día, nuestro pelo se quedara suave y domado, ¿a que esperas? Nutre tu pelo que te pide ayuda a gritos :P


Aquí os dejo un anuncio muy gracioso que vi por youtube, ¡pobre pelos!

2 comentarios:

  1. Me gusta las entradas que haces, y el anuncio es muy chulo xD

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapa! la verdad que el anuncio es muy gracioso ^^

    ResponderEliminar